ALGUNA VEZ TE PREGUNTASTE QUE DICEN LOS PRISIONEROS EJECUTADOS ANTES DE MORIR

"Honestamente, yo no mate a nadie"  la página web que registra la últimas palabra de cada prisionero ejecutado en Texas... incluso aquellos que resultaron ser inocentes.



Hoy con internet podemos ver la última entrevista o sus últimos deseos de las celebridades, pero para quienes no lo son sus últimas palabras quedan en el olvido.
Este es el caso de los presos condenados a muerte, desde 1982,  en el estado de Texas, no todos pueden ser famosos pero sus palabras se conservan para siempre.
Texas cuenta con el record de reclusos ejecutados, más que cualquier otro estado de los Estados Unidos, habiendo alcanzado su ejecución 500 el 26 de junio.
Muchos de los condenados utilizan este momento para profesar su inocencia una última vez. "Quiero que entiendan que digo la verdad, cuando digo que no mate a mis hijos", dijo David Spence en abril de 1997. "Sinceramente no matado a nadie."
Mientras que otros trataron disculparse "Me gustaría pedir disculpas a la familias de las víctimas", Cornelius Goss.
"Creo que puedo decir cualquier cosa que me ayudará, pero espero a través de su Dios, ustedes puedan perdonarme", tal vez lo más sorprendente es los que expresan,  como Charles Bass,s fue declarado culpable de disparar y matar a un policía y fue ejecutado en 1986 a la edad de 30.
"Me merezco esto. Dile a todo el mundo, que me despido” fue todo lo que dijo James Colburn en 2003, cuando fue ejecutado por llevar a una mujer a su departamento, donde ella se resistió a violación y el la apuñaló.
"Nada de esto debería haber sucedido, y ahora que me estoy muriendo, no queda nada para preocuparse. Sé que fue un error. Yo tengo la culpa”, dijo Jermarr Arnold en 1983, condenado a muerte tras matar de un disparo a Marie Sánchez a los 21 años.
"Durante casi nueve años he pensado sobre la pena de muerte, ya sea bien o mal y no tengo ninguna respuesta. Pero no creo que el mundo sea un lugar mejor o más seguro sin mí,' Jeffrey Doughtie, ejecutado en 2001.
"Cowboys Go!" , dijo Hernández, que fue ejecutado por golpear a un niño de 11 meses y su hermana en la cabeza con una linterna, fue lo último que dijo antes de ser ejecutado en marzo de 2012.







No hay comentarios: