JOSE MUJICA, EL PRESIDENTE QUE LE MOLESTA AL MUNDO

El presidente del Uruguay, Jose Mujica, es el mandatario que mas le molesta a los presidentes de Latinoamerica x sus formas no politicas sino mas humanas.




Tiene un sueldo de 12.500 dólares mensuales, pero dona el 90% a fondos sociales, de este modo el Presidente de Uruguay, José Mujica se ha convertido en el jefe de Estado más pobre del mundo. Su único patrimonio es un viejo Volkswagen, y vive en una humilde chacra, “hay otros que viven con menos”, explica.
El dinero que dona va a parar a organizaciones no gubernamentales que colaboran con viviendas y al Fondo Raúl Sendic, que administra su fuerza política, el Movimiento de Participación Popular (MPP), y que financia emprendimientos productivos e, incluso, simples colaboraciones
“No es una carga ni una pose, es una filosofía decantada en años de privacidad”, asegura el presidente uruguayo, quien dice ser feliz con lo que tiene. Además es una opción que prometió cuando era candidato a la presidencia. Lo acompaña la senadora Lucía Topolansky, su esposa que ha seguido el camino de Mujica y también dona parte de su sueldo. Por si fuera poco, la mascota de la familia “Manuela”, es una perrita de ninguna raza.
De acuerdo con la última declaración jurada que presentó a la Junta de Transparencia y Ética Pública, Mujica sólo es dueño de un Volkswagen de 1987, mientras la chacra figura a nombre de la primera dama y senadora Topolansky. No posee cuentas bancarias y no tiene deudas, el Presidente dice que una vez termine su mandato se retirará a descansar, muy tranquilo, en su chacra de Rincón del Cerro.
Fiel a sus ideales, Mujica propone donar las jubilaciones presidenciales -las grandes sumas de dinero que cobran los ex presidentes constitucionales del país-. Hace unos días, y ante una ola de frío, Mujica ofreció la residencia oficial de los presidentes para alojar a los indigentes que pasen frío en caso de que en caso que no alcancen los cupos disponibles en los refugios habilitados.



1 comentario:

Anónimo dijo...

El es un buen ejemplo como presidente, y estoy contentó que haya aún personas que no importa el poder que tiene, no se cree, es un ejemplo para muchos presidentes que dispalfarran el dinero en porquerías, y aparte de su sueldo tienes el descaro de robar.