LA PRIMERA BODA EN GRAN BRETAÑA DE DOBLE SEXO: EL NOVIO SOLÍA SER MADRE DE DOS HIJAS Y LA NOVIA SE CASO TRES VECES CON BARBA


Helen y Félix Fenlon se conocieron hace seis años en un grupo de apoyo transgénero. Ellos se casaron en Gretna Green, Escocia, el  viernes 13 de septiembre y cuentan con 10 hijos entre ellos.

 






Lejos de ser una ceremonia tradicional, la boda de Helen Morfitt y Felix Leyes fue desopilante, no solo porque el novio solía ser una mujer y la novia solía ser un hombre. Sino que Helen y Feliz al dar el “sí, quiero”, se convirtieron en la primera pareja de tener un intercambio de matrimonio homosexual en Gran Bretaña.

La fecha de la boda, 13 septiembre, que eligieron para casarse, la adoptaron ya que ambos tenían sus operaciones de reasignación de sexo el 13 de septiembre - Helen en 2003 y Félix en 2010 - así que pensaron que sería una linda fecha para la boda.  



FELIX - ANTES KETY
HELEN - ANTES LESLIE

 


















Ellos han estado juntos durante seis años. Helen, de 56 años, hombre conocido como Leslie, y Felix de 46 años, una vez conocido como Kety, ha sufrido cuatro separaciones anteriores entre los dos y tienen entre ambos 10 hijos.
Ella dijo: "Yo tenía mariposas en el estomago y pensé que mis rodillas se caían debajo de mí. '
Y Félix, admitió que se derritió cuando vio acercarse a la novia al altar. "Te amaré por siempre Helen. Cuando vi venir por el pasillo, sólo pensé 'Wow'. Parecía increíble. "
La pareja se conoció en 2008, ese año Félix le confesó a su médico que estaba atrapado en el cuerpo equivocado.
Desde la edad de ocho años, Felix sabía que quería ser un hombre. Pero nunca se animo a dar el paso y como Katy, se casó a los 22 y tuvo dos hijos -, pero se animo y después de 13 años, cambio de sexo y de vida.
Helen nació hombre, se llamaba Leslie Morfitt y como tal se casó tres veces y tuvo ocho hijos. Mientras crecía, ella siempre quiso ser una niña, pero la posición de su padre en el ejército lo hizo difícil. A pesar de tratar de reprimir los impulsos, ella se travestía en secreto, optó por el tratamiento de cambio de sexo después de muchas charlas y una tensión que llegó a ser demasiado abrumadora para él y para sus padres.
Helen y Félix dicen que la parte más difícil de su transición estaba en decírselo a sus hijos. Helen, le dijo a sus dos hijos menores cuando solo tenían cinco y seis años de edad, y le explicó que ella estaba enferma y que lo mejor era si ella se convertía en una mujer.
Ella dijo: "Fue muy bonito y me preguntó si podía empezar a llamarme a mí Helen en lugar de papá."

No hay comentarios: