LOS INVENTOS MAS LOCOS DEL SIGLO XX



Trajes de baño de madera para evitar ahogamientos, sombreros con radio y coches con redes de seguridad para los peatones: solo algunos de los inventos descabellados del siglo X.

 



Antes que Apple, Google y otros pioneros del mundo tecnológico,  en el siglo XX inventores vieron varias maneras de desarrollar los productos existentes. Entre las ideas más extrañas hay anteojos equipados con espejos y sombreros con radio  desde la década de 1930; una casa rodante echa limusina  y un coche que podía recoger peatones y correrlos a la vereda para que no sean atropellados;  una máquina expendedora  de  salchichas  y un aparato que te aísla de los ruidos exteriores equipado con una máscara de oxígeno para asegurar que el portador no asfixiase.
Muchos de estos inventos nunca llegaron a ver la luz. El sombrero de radio (Estados Unidos en 1931), permitía a los usuarios escuchar las noticias a donde vayan. Una manera más ambiciosa era el cochecito de radio de 1921 equipado con un transmisor que te mantenía al día con noticias mientras caminaba con su hijo. Un par de anteojos inventados en 1936 que facilitaba leer en la cama pero acostado.
El traje de baño de madera permitió a los portadores a nadar con seguridad, porque los paneles de madera te mantenían a flote
Olvídate de las limusinas, en 1934, un ingeniero francés inventó la casa rodante limusina. Que consta de tres secciones. Cuando llegabas al camping se podía ampliar para proporcionar espacio extra. Otro diseño loco que provienen de la misma década puede haber sido uno de los primeros vehículos todo terreno; Inventado en 1936, el camión fue equipado con diez ruedas y cada neumático estaba en ángulos ligeramente distintos. Esto significaba que podría conducir a través de todos los terrenos y subir para arriba y abajo.
La seguridad en el transporte no solo es de esta época, también fue una preocupación clave y en los años 20 en Paris, inventores colocaron  una cuchara gigante al frente de los coches para que cuando golpeasen contra un peatón los podría recoger  con seguridad en la red.
Si no podías concentrarte para leer acá tenias la solución, un invención de Gernsback en 1925, que se llamaba el aislador. Este aparato fue diseñado para eliminar todo ruido exterior y aislar al usuario en un ambiente de trabajo tranquilo. Vino con una máscara de oxígeno para no asfixia al portador.
Más tarde en el siglo, antes que los equipo de radar se convirtieran en un bum, un inventor en la década de 1940 surgió con una forma novedosa tratando de escuchar a los enemigos a grandes distancias. Grandes platos fueron utilizados para recoger y amplificar los sonidos, que aumentaban  a través de túneles .

No hay comentarios: