NORTEAMERICANO DESPIERTA DESPUES DE ESTAR INCONSCIENTE HABLANDO SUECO

Cuando la policía encontró a un hombre inconsciente en el Motel 6 en el sur de California, Estados Unidos, sus identificaciones decían que era Michael Thomas Boatwright, de Florida. Pero cuando el hombre despertó en el Centro Médico Regional Desert unos días después, dijo que nunca había escuchado sobre Boatwright. No recordaba tener un hijo, estar casado, servir en la Marina de Estados Unidos, o nacer en Florida. 




Cuando los médicos le dijeron que tenía cinco raquetas de tenis en su habitación de hotel, no podía decir por qué. Cuando le mostraron fotografías de él con otras personas, no las reconocía, y no se reconocía, ha y no hablaba ni una palabra de inglés. El hombre dijo que su nombre era Johan Ek. Y lo dijo en sueco. 
Eso fue en febrero. Hoy, el hombre de 61 años dice que llegó a un acuerdo con el nombre “Michael Boatwright”, pero solo porque los médicos le dijeron que debía hacerlo. Todavía se siente como Johan Ek de Suecia. Y no puede explicar por qué. Esta casado con una China, y tiene un hijo de 12 años.
Sirvió de 1971 a 1973 en la Marina de Estados Unidos como mecánico de aviación. En la Escuela de Inglés TRP en China Boatwright enseñó inglés allí durante cuatro años, hasta mayo. Las pistas parecían prometedoras. Pero había una dificultad. Las fotografías encontradas con Boatwright en la habitación del motel mostraban a un joven que vivía en lo que se veía como una ciudad europea, no en Asia. 
Pero todo empeoro, al seguir la busqueda de su identidad de supo que vivió en Japón, se casó, y se convirtió en padre. Después se mudó a China. La escuela en China le dijo que estaba divorciado. 

Vivió allí hasta mayo, cuando su visa expiró y voló a California. Pero cuando contactó a los consulados de Japón y China, ninguno tenía información de sus familiares. El personal llamó a todos los números en el teléfono que Boatwright tenía con él. Las llamadas se transferían al correo de voz o nadie contestaba. Se llego a un callejon sin salida, y ahora?? Todo lo que Boatwright conocía de su vida antes del 28 de febrero lo conoce debido a que su trabajadora social se lo contó o porque lo leyó en sitios web.
No tiene ningún conocimiento independiente de su vida antes de que despertara en el hospital. Según The Desert Sun, diario, Boatweight está en un “estado de fuga”. Las personas en esta condición pierden su sentido de identidad personal, según la Clínica Cleveland en Estados Unidos. Se confunden por eventos pasados y a menudo vagan lejos de su casa. La hermana de Boatwright se encuentra en Louisiana, Estados Unidos. “No he hablado con él en años. Simplemente desapareció”, dijo Michelle Brewer al periódico. Al hospital le gustaría dar de alta a Boatwright, pero no tienen lugar a dónde enviarlo, dijo Richard Ramhoff, un vocero del Centro Médico Regional Desert. No pueden enviarlo a casa hasta que conozcan dónde está su casa.

No hay comentarios: