TIENE 16 PERO PARECE DE 60

La vida de Zara Hartshorn no es fácil, la confunden con una señora mayor y aún no terminó la secundaria.



A los 16 años, una adolescente inglesa tiene una vida complicada: padece una enfermedad por la cual tiene un aspecto de una mujer de 60.
Zara Hartshorn sufre de lipodistrofia, una patología que le causa anormalidades genéticas heredadas, por lo que su piel no posee elasticidad y se arruga fácilmente.
Cada día, Zara debe enfrentar una medicación y que la confundan con la madre de su hermana que tiene cinco años más que ella.







No hay comentarios: